Tarjetas de Debito Prepagada: Definición y Opciones

Existe mucha confusión cuando se trata de entender que son las tarjetas prepagada de debito y cuales son sus beneficios. Estas aveces son confundidas con las tarjetas de crédito prepagadas (garantizada), pero no son las misma. Una tarjeta de debito prepagada se compra y se le deposita un monto de dinero, esta NO esta ligada a una cuenta de banco o chequera, ni a su historial de crédito. Su dueño sólo puede gastar el balance en la cuenta de tarjeta.

En poca palabras esta tarjeta funciona como una cuenta de cheque, pero sin servicios de sobregiros. Aunque algunas tarjetas de debito prepagada ofrecen servicios de sobregiro en su contrato. Ejemplos de estas tarjetas son las tarjetas de prepago de Western Union, Telemundo, Univision, Prepagadas de American Express, Visa y MasterCard, Rush Card, Suze Orman y Walmart MoneyCard y Green Dot. Existen muchas más en el mercado.

Porque Obtener una Tarjeta de Debito Prepagada y Cuales son las Desventajas

Muchas personas obtienen estas tarjetas porque no desean o no pueden abrir una cuenta de banco. Este también es un modo de comprar por internet sin usar una tarjeta de crédito. Pero estas tarjetas tienen algunas desventajas. Por ejemplo, existen muchos cargos o tarifas asociadas con estas tarjetas, ademas estas NO ayudan a construir o re-contruir su historial de crédito.

Los cargos pueden ser más altos que los que le cobra un banco o asociación cooperativa (credit union). Estos pueden incluir; cargo por ATM, tarifa por mantenimiento, cargo por re-cargar la tarjeta, cargos mensuales y otros. Es importante leer el contrato y la solicitud cuidadosamente para entender todos los cargos asociado con el uso y el no uso de la tarjeta de prepago.

Opciones a las Tarjetas de Debito Prepagada

Muchas personas tienen mejores opciones, cómo la de abrir una cuenta de banco que ofrece tarjeta de debito gratis y chequera. Otra opción es una tarjeta de crédito prepagada y garantizada que haga entradas a su historial en las agencias de crédito. Estas son algunas opciones a la tarjeta de debito.

1. Abra una cuenta de banco o asociación cooperativa – algunas de las instituciones pequeñas tienen programas para ayudar a las personas sin o con mal crédito.

2. Obtenga una tarjeta de crédito garantizada. Estas requieren un deposito como colateral y funcionan cómo una tarjeta de crédito (no debito) prepagada. Estas hacen entradas a su historial, así que puedes construir su crédito con las agencias. Pero, lea el contrato para asegurarse de que esta le ayudara con su crédito.

En el sitio de Bank Rate puede buscar entres varias tarjetas garantizada o “secured credit cards”. Escoja una con intereses bajos y sin cargos adicionales.

3. Solicite una tarjeta de crédito tradicional por medio de un banco, asociación o en internet.

En conclusión, las tarjetas de debito prepagada pueden ser beneficiosas si la persona no tiene ninguna otras de las opciones de crédito. Tenga en cuenta las tarifas de estas y compare varias tarjetas antes de solicitar. Idealmente lo mejor es establecer una relación con un banco o asociación que tenga bajos o no cargos y que le ayude a construir un historial de crédito.

Este es un estudio conducido por el FDIC sobre los usuarios de la tarjetas de debito prepagada. El estúdio demostró que un 19% de los Hispanos en Estados Unidos no tiene relación bancaria. La falta de esta relación puede costarle en intereses y cargos a los consumidores.

Foto de sixinepixels@freedigitalphotos

Pin It

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>